CETECIC - cognitivoconductual.org

Problemas psicológicos

Trastorno Obsesivo Compulsivo

El Trastorno Obsesivo Compulsivo consiste en un cuadro caracterizado por dos tipos de síntomas:

Las obsesiones: son impulsos, pensamientos o imágenes recurrentes, que aparecen en la consciencia de la persona y que se viven como intrusivos o inadecuados. Es decir, la persona no los busca sino que los experimenta como pensamientos que se entrometen en su mente y no son apropiados. Por tal motivo, causan un malestar importante y quien los padece, trata de suprimirlos.

Las compulsiones: son comportamientos o actos mentales repetitivos que la persona se ve obligada a efectuar como respuesta a alguna obsesión. El objetivo de las compulsiones es aplacar el malestar producido por las obsesiones o prevenir algún hecho negativo futuro desagradable. No obstante, las compulsiones no se encuentran conectadas lógicamente con lo que pretenden impedir o son claramente excesivas, y esto es reconocido por el paciente.

La presentación del Trastorno Obsesivo Compulsivo varía mucho. Existen diferentes subtipos, con sintomatología distinta que se presenta en variados niveles de gravedad. A continuación, nombramos algunos de los subtipos más importantes:

Algunas personas sufren de un tipo denominado de contaminación. En este caso, la persona tiene obsesiones que le dicen que algo que tocó está contaminado, por suciedad, gérmenes, bacterias que pueden transmitir enfermedades. Por ejemplo, el paciente teme sentarse en una silla donde se sentaron otros, tocar picaportes, usar un baño público. Como consecuencia del temor a la contaminación, el individuo realiza compulsiones de lavado excesivo, llegando en algunos casos a lastimarse.

Hay personas que se caracterizan por dudar de haber realizado ciertas acciones importantes, como por ejemplo, cerrar la puerta con llave o la perilla de gas. Esto conduce a compulsiones de verificación, lo cual significa que el paciente va a revisar muchas veces la realización de este acto.

En algunos casos el Trastorno Obsesivo Compulsivo transcurre predominantemente a través del pensamiento. Los pacientes tienen compulsiones mentales, es decir, tratan de aliviar el malestar con pensamientos reiterativos, irracionales pero que no pueden evitar. Por ejemplo, se repiten palabras un número determinado de veces o procuran hacer un recuerdo minucioso de hechos que pasaron.

A veces, el cuadro es silencioso, vale decir, quien lo padece puede disimularlo pero más frecuentemente, produce mucha interferencia en las actividades cotidianas, deteriorando severamente la calidad de vida. En cualquiera de los casos, siempre el Trastorno Obsesivo Compulsivo genera un importante grado de sufrimiento a quien lo padece.

Volver al listado

®2013 Cetecic | Centro de Terapia Cognitivo Conductual y Ciencias del Comportamiento
Con la coordinación de los licenciados Carmela Rivadeneira, José Dahab y Ariel Minici
powered by Edición Integral